Factores clave a considerar en el diseño de una planta de biogás

El biogás es una fuente de energía renovable que se produce a través de la descomposición anaeróbica de materia orgánica, como residuos agrícolas, estiércol animal y desechos de alimentos. Su uso ha ido en aumento en los últimos años debido a sus beneficios ambientales y económicos, ya que ayuda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y proporciona una fuente de energía sostenible. Para aprovechar al máximo el potencial del biogás, es fundamental diseñar una planta de biogás eficiente y rentable.

Exploraremos algunos de los factores clave que deben considerarse al diseñar una planta de biogás. Hablaremos sobre la selección de la materia prima, el diseño del digestor, el sistema de almacenamiento del biogás y la gestión de subproductos, entre otros aspectos importantes. También analizaremos la importancia de la planificación adecuada y el mantenimiento regular para asegurar el funcionamiento óptimo de la planta de biogás. Al comprender estos factores y tomar decisiones informadas en cada etapa del diseño y operación de la planta, se puede maximizar la producción de biogás y optimizar la eficiencia energética de la instalación.

Índice de contenidos
  1. Determinar la capacidad adecuada de la planta de biogás
  2. Seleccionar la ubicación adecuada para la planta de biogás
  3. Elegir la tecnología de digestión anaeróbica más adecuada
  4. Diseñar un sistema de alimentación adecuado para la planta de biogás
  5. Considerar la gestión de residuos y subproductos
  6. Evaluar la disponibilidad de materia prima para la planta de biogás
    1. Tipo y cantidad de materia prima
    2. Calidad de la materia prima
    3. Disponibilidad a lo largo del año
    4. Transporte y logística
  7. Diseñar un sistema de gestión de olores y emisiones
    1. Sistemas de captura y filtración de olores
    2. Sistemas de control de emisiones
    3. Planificación de la disposición de la planta
  8. Considerar la gestión de residuos líquidos
  9. Diseñar un sistema de generación de energía eficiente
    1. Ubicación y tamaño de la planta
    2. Tecnología de digestión anaeróbica
    3. Control de temperatura y pH
    4. Tratamiento de subproductos
    5. Operación y mantenimiento
  10. Evaluar los costos de inversión y operación de la planta de biogás
  11. Considerar la seguridad y el cumplimiento normativo en el diseño de la planta de biogás
    1. 1. Evaluación de riesgos y medidas de seguridad
    2. 2. Cumplimiento normativo y permisos
    3. 3. Diseño de las instalaciones
    4. 4. Capacitación y formación del personal
  12. Preguntas frecuentes
    1. ¿Cuáles son los factores clave a considerar en el diseño de una planta de biogás?
    2. ¿Qué tipo de materia prima se puede utilizar en una planta de biogás?
    3. ¿Cuál es la tecnología de digestión anaeróbica más comúnmente utilizada en las plantas de biogás?
    4. ¿Qué se puede hacer con el biogás generado en una planta de biogás?

Determinar la capacidad adecuada de la planta de biogás

Uno de los factores clave a considerar en el diseño de una planta de biogás es determinar la capacidad adecuada de la misma. Esto implica evaluar la cantidad de residuos orgánicos disponibles y estimar la cantidad de biogás que se espera producir.

Es importante tener en cuenta que la capacidad de la planta no debe ser demasiado grande ni demasiado pequeña. Si es demasiado grande, puede generar problemas de operación y mantenimiento, así como un costo inicial elevado. Por otro lado, una planta demasiado pequeña puede no ser rentable y no aprovechar todo el potencial de los residuos orgánicos disponibles.

Para determinar la capacidad adecuada de la planta, es necesario analizar la cantidad de residuos orgánicos generados diariamente. Esto puede incluir residuos agrícolas, residuos de la industria alimentaria, residuos municipales, entre otros. Además, se deben tener en cuenta factores como la composición de los residuos y su contenido de materia orgánica.

Una vez que se ha determinado la cantidad de residuos disponibles, se puede estimar la cantidad de biogás que se espera producir. Esto dependerá de varios factores, como el tipo de digestor anaeróbico utilizado, la temperatura de operación y el tiempo de retención hidráulica.

Es importante realizar un buen análisis y considerar diferentes escenarios para determinar la capacidad adecuada de la planta. Además, se debe tener en cuenta la posibilidad de futuras expansiones, ya que la cantidad de residuos orgánicos generados puede aumentar con el tiempo.

Determinar la capacidad adecuada de una planta de biogás es un factor clave en su diseño. Esto implica evaluar la cantidad de residuos orgánicos disponibles y estimar la cantidad de biogás que se espera producir. Realizar un buen análisis y considerar diferentes escenarios es fundamental para garantizar el éxito del proyecto.

Seleccionar la ubicación adecuada para la planta de biogás

La ubicación de una planta de biogás es un factor clave a considerar durante el diseño. Para asegurar la eficiencia y el éxito del proyecto, es importante seleccionar una ubicación adecuada que cumpla con ciertos requisitos.

En primer lugar, es fundamental elegir un terreno lo suficientemente grande como para albergar la planta y sus componentes. Además, se debe tener en cuenta la accesibilidad a la planta, tanto para la entrega de los residuos orgánicos como para la distribución del biogás producido. Por lo tanto, es recomendable ubicar la planta cerca de fuentes de residuos orgánicos, como granjas o industrias agroalimentarias, así como cerca de redes de gas existentes para facilitar su transporte y distribución.

Otro aspecto importante a considerar es la disponibilidad de agua en la ubicación seleccionada. La producción de biogás requiere de una cantidad significativa de agua para asegurar el adecuado funcionamiento del proceso de digestión anaeróbica. Por lo tanto, es necesario garantizar el acceso a una fuente de agua confiable y suficiente para cubrir las necesidades de la planta.

Además, se debe evaluar la disponibilidad de energía eléctrica en la ubicación seleccionada. La planta de biogás requerirá de electricidad para alimentar sus diferentes componentes, como los agitadores, bombas y sistemas de control. Por lo tanto, es importante asegurar la conexión a la red eléctrica o contar con una fuente de energía alternativa, como paneles solares o generadores.

Por último, pero no menos importante, se debe considerar la regulación y permisos necesarios para la construcción y operación de la planta de biogás en la ubicación seleccionada. Cada país y región tiene sus propias normativas y requisitos legales que deben cumplirse. Es importante asegurarse de contar con los permisos y licencias correspondientes antes de iniciar el proyecto.

Seleccionar la ubicación adecuada para una planta de biogás es esencial para garantizar su eficiencia y éxito. Aspectos como el tamaño del terreno, la accesibilidad, disponibilidad de agua y energía, así como la regulación y permisos, deben ser cuidadosamente evaluados durante el diseño del proyecto.

Elegir la tecnología de digestión anaeróbica más adecuada

Una de las decisiones más importantes al diseñar una planta de biogás es elegir la tecnología de digestión anaeróbica más adecuada. La digestión anaeróbica es el proceso en el cual los microorganismos descomponen la materia orgánica en ausencia de oxígeno, produciendo biogás como subproducto.

Existen diferentes tecnologías de digestión anaeróbica disponibles, como los reactores de mezcla completa, los reactores de flujo ascendente y los reactores de lecho fluidizado. Cada tecnología tiene sus propias ventajas y desventajas, por lo que es importante evaluar cuidadosamente las necesidades y características específicas del proyecto antes de tomar una decisión.

Los reactores de mezcla completa son los más comunes y simples de operar. En estos sistemas, la materia orgánica se mezcla completamente con los microorganismos y se mantienen en suspensión durante todo el proceso de digestión. Estos reactores son ideales para tratar residuos líquidos y sólidos, pero requieren un mayor consumo de energía para mantener la mezcla y pueden tener problemas de sedimentación de sólidos.

Los reactores de flujo ascendente son adecuados para tratar residuos líquidos de alta carga orgánica. En estos sistemas, los residuos se introducen en la parte inferior del reactor y fluyen hacia arriba a través de un medio de soporte, como grava o piedras. A medida que los residuos fluyen hacia arriba, los microorganismos descomponen la materia orgánica y producen biogás. Estos reactores son más eficientes en la retención de los sólidos y requieren menos energía, pero pueden tener problemas de obstrucción del medio de soporte.

Los reactores de lecho fluidizado son ideales para tratar residuos líquidos con alta carga orgánica y contenido de sólidos finos. En estos sistemas, los residuos se introducen en el reactor junto con un medio de soporte, como arena o pellets de plástico, que se agita constantemente para generar un lecho fluidizado. Los microorganismos se adhieren al medio de soporte y descomponen la materia orgánica, produciendo biogás. Estos reactores son altamente eficientes en la retención de los sólidos y tienen una alta capacidad de carga, pero requieren una mayor inversión inicial.

Al diseñar una planta de biogás, es essential considerar cuidadosamente la tecnología de digestión anaeróbica más adecuada. Evaluar las necesidades y características específicas del proyecto ayudará a tomar la decisión correcta y garantizar el éxito de la planta en términos de eficiencia y rentabilidad.

Diseñar un sistema de alimentación adecuado para la planta de biogás

El diseño de un sistema de alimentación adecuado es uno de los factores clave a considerar en el diseño de una planta de biogás. Este sistema se encarga de suministrar la materia prima necesaria para la producción de biogás, que generalmente consiste en residuos orgánicos como estiércol, desechos de alimentos o cultivos energéticos.

Para diseñar este sistema de alimentación, es importante tener en cuenta varios aspectos. En primer lugar, se debe realizar un análisis de la disponibilidad y características de los residuos orgánicos en la zona donde se construirá la planta. Esto permitirá determinar la cantidad y tipo de materia prima que se podrá utilizar, así como su potencial de generación de biogás.

Una vez identificados los residuos orgánicos disponibles, se debe diseñar un sistema de recolección y transporte eficiente para llevarlos hasta la planta de biogás. Esto puede incluir la utilización de camiones de recolección, contenedores especiales o incluso sistemas de tuberías para el transporte a granel.

Además, es importante considerar la necesidad de pretratar los residuos orgánicos antes de su entrada a la planta. Esto puede implicar procesos de trituración, separación de impurezas o ajuste de la humedad para optimizar la producción de biogás.

Otro aspecto clave a considerar en el diseño del sistema de alimentación es la capacidad de almacenamiento de la materia prima. Es necesario contar con suficiente espacio para almacenar los residuos orgánicos durante periodos de tiempo prolongados, especialmente si se trata de cultivos energéticos que tienen una estacionalidad definida.

Finalmente, se debe diseñar un sistema de alimentación que garantice un suministro constante y equilibrado de la materia prima a la planta de biogás. Esto implica el uso de tecnologías como mezcladores o sistemas de dosificación para asegurar una composición homogénea de los residuos orgánicos y una alimentación continua del proceso de digestión anaeróbica.

El diseño de un sistema de alimentación adecuado es esencial para el funcionamiento eficiente de una planta de biogás. Considerar aspectos como la disponibilidad de los residuos orgánicos, el transporte, el pretratamiento, el almacenamiento y la alimentación constante son clave para garantizar una producción óptima de biogás.

Considerar la gestión de residuos y subproductos

Uno de los factores clave a considerar en el diseño de una planta de biogás es la gestión de residuos y subproductos. Es importante tener en cuenta que la planta estará procesando una variedad de materiales orgánicos, como residuos agrícolas, residuos de alimentos, estiércol, entre otros.

Para garantizar una gestión eficiente de estos materiales, es necesario contar con sistemas de recepción y almacenamiento adecuados. Esto incluye la instalación de equipos como silos o tanques de digestión anaeróbica, donde se llevará a cabo la descomposición de los residuos para la producción de biogás.

Además, es importante considerar la separación de los subproductos generados durante el proceso de digestión anaeróbica. Estos subproductos pueden incluir digestato líquido y sólido, los cuales pueden ser utilizados como fertilizantes orgánicos de alta calidad. Por lo tanto, se deben diseñar sistemas de separación y almacenamiento para estos subproductos, con el fin de maximizar su aprovechamiento y minimizar su impacto ambiental.

La gestión de residuos y subproductos es un factor clave en el diseño de una planta de biogás. Contar con sistemas adecuados de recepción, almacenamiento y separación garantizará una operación eficiente y sostenible de la planta, maximizando la producción de biogás y aprovechando los subproductos generados.

Evaluar la disponibilidad de materia prima para la planta de biogás

Uno de los factores clave a considerar al diseñar una planta de biogás es evaluar la disponibilidad de materia prima. La materia prima es esencial para el proceso de producción de biogás, ya que es la fuente de materia orgánica que se descompone y fermenta para generar el gas.

Tipo y cantidad de materia prima

Es importante identificar qué tipo de materia prima estará disponible para la planta de biogás. Puede ser estiércol, residuos agrícolas, residuos de alimentos, residuos orgánicos municipales, entre otros. Cada tipo de materia prima tiene diferentes características y requerimientos de procesamiento.

Además, es necesario conocer la cantidad de materia prima que estará disponible de forma constante. Esto influirá en el tamaño y capacidad de la planta de biogás, así como en la cantidad de energía que se podrá generar.

Calidad de la materia prima

La calidad de la materia prima también es un factor importante a considerar. La composición química y la humedad de la materia prima pueden afectar el proceso de fermentación y la producción de biogás. Es necesario asegurarse de que la materia prima cumpla con los estándares de calidad requeridos para garantizar un proceso eficiente y una alta producción de biogás.

Disponibilidad a lo largo del año

Otro aspecto a tener en cuenta es la disponibilidad de la materia prima a lo largo del año. Algunas fuentes de materia orgánica pueden tener fluctuaciones estacionales en su disponibilidad. Esto debe ser considerado al diseñar la planta de biogás, ya que puede requerir sistemas de almacenamiento o fuentes alternativas de materia prima durante los periodos de escasez.

Transporte y logística

Finalmente, se debe evaluar la logística y el transporte de la materia prima hacia la planta de biogás. Esto incluye considerar la distancia, los costos y los medios de transporte disponibles. El diseño de la planta debe tener en cuenta la ubicación estratégica para minimizar los costos de transporte y facilitar el acceso a la materia prima de manera eficiente.

Diseñar un sistema de gestión de olores y emisiones

Uno de los factores clave a considerar en el diseño de una planta de biogás es la implementación de un sistema de gestión de olores y emisiones. Debido a que el proceso de producción de biogás implica la descomposición de materia orgánica, es inevitable que se generen olores y emisiones potencialmente dañinas para el medio ambiente y la salud humana.

Para mitigar este problema, es fundamental contar con un sistema de gestión de olores y emisiones eficiente. Este sistema puede incluir diferentes componentes, como:

Sistemas de captura y filtración de olores

Estos sistemas están diseñados para capturar los olores generados durante el proceso de producción de biogás y filtrarlos para reducir su impacto en el entorno. Pueden incluir la instalación de campanas de captura y el uso de filtros de carbón activado para eliminar los compuestos orgánicos volátiles (COV) presentes en los olores.

Sistemas de control de emisiones

Además de los olores, las plantas de biogás también pueden generar emisiones de gases como el metano y el dióxido de carbono. Es importante contar con sistemas de control de emisiones que permitan la captura y tratamiento de estos gases antes de ser liberados a la atmósfera. Esto puede implicar la instalación de sistemas de captura de gases y su posterior quema o tratamiento para reducir su impacto ambiental.

Planificación de la disposición de la planta

La ubicación y disposición de los diferentes componentes de la planta de biogás también juegan un papel fundamental en la gestión de olores y emisiones. Es recomendable ubicar la planta en áreas alejadas de zonas residenciales u otros lugares sensibles, y planificar la disposición de los tanques de almacenamiento, digestores y otros equipos de manera que se minimice la propagación de olores y emisiones.

El diseño de una planta de biogás debe incluir un sistema de gestión de olores y emisiones eficiente para garantizar la protección del medio ambiente y la salud de las personas. Esto implica la implementación de sistemas de captura y filtración de olores, control de emisiones y una adecuada planificación de la disposición de la planta. Teniendo en cuenta estos factores clave, se puede lograr una planta de biogás sostenible y respetuosa con el entorno.

Considerar la gestión de residuos líquidos

Uno de los factores clave que debe considerarse en el diseño de una planta de biogás es la gestión de residuos líquidos. Estos residuos pueden provenir de diferentes fuentes, como la agricultura, la industria alimentaria o el tratamiento de aguas residuales.

Es fundamental tener en cuenta que los residuos líquidos pueden contener una gran cantidad de nutrientes y compuestos orgánicos que pueden ser aprovechados en el proceso de producción de biogás. Sin embargo, también es importante tener en cuenta que estos residuos pueden ser altamente corrosivos y tóxicos, por lo que su manejo y almacenamiento deben ser adecuados.

Para garantizar una adecuada gestión de los residuos líquidos, es necesario contar con sistemas de almacenamiento y tratamiento adecuados. Una opción comúnmente utilizada es el uso de tanques de almacenamiento, los cuales deben estar construidos con materiales resistentes a la corrosión y cumplir con las normativas de seguridad y medio ambiente.

Además, es importante contar con sistemas de filtración y separación para eliminar impurezas y sólidos presentes en los residuos líquidos. Estos sistemas pueden incluir filtros de membrana, decantadores o centrifugadoras, entre otros.

Asimismo, se deben implementar medidas de seguridad para prevenir posibles fugas o derrames de residuos líquidos, como la instalación de sistemas de contención y la capacitación adecuada del personal encargado de su manejo.

La gestión de residuos líquidos es un factor clave a considerar en el diseño de una planta de biogás. Se deben implementar sistemas de almacenamiento, tratamiento y seguridad adecuados para garantizar un manejo eficiente y seguro de estos residuos.

Diseñar un sistema de generación de energía eficiente

El diseño de una planta de biogás eficiente es fundamental para maximizar su rendimiento y garantizar una generación de energía óptima. A continuación, se presentan algunos factores clave a considerar durante el proceso de diseño:

Ubicación y tamaño de la planta

La ubicación de la planta de biogás es un factor crucial para su eficiencia. Debe estar cerca de las fuentes de residuos orgánicos, como granjas, industrias alimentarias o plantas de tratamiento de aguas residuales, para minimizar los costos y la energía requerida para el transporte de materiales.

El tamaño de la planta debe ser proporcional a la cantidad de residuos disponibles y a la demanda de energía. Es importante tener en cuenta la capacidad de producción de biogás y la capacidad de almacenamiento de los subproductos generados.

Tecnología de digestión anaeróbica

La elección de la tecnología de digestión anaeróbica es vital para el rendimiento de la planta. Existen diferentes tipos de reactores, como los reactores de mezcla completa y los reactores de mezcla incompleta, cada uno con sus ventajas y desventajas. Es importante evaluar las características de los residuos y seleccionar la tecnología más adecuada.

Control de temperatura y pH

El control de la temperatura y el pH es esencial para mantener un entorno óptimo para la actividad de los microorganismos encargados de la producción de biogás. Se deben instalar sistemas de calefacción y refrigeración para mantener la temperatura dentro del rango adecuado y se deben ajustar los niveles de pH según las necesidades del proceso.

Tratamiento de subproductos

Los subproductos generados durante el proceso de digestión anaeróbica, como el digestato líquido y el digestato sólido, deben ser adecuadamente tratados y gestionados. Esto puede incluir procesos de separación, deshidratación, compostaje o tratamiento adicional para su reutilización o disposición final.

Operación y mantenimiento

Una planta de biogás eficiente requiere de una correcta operación y mantenimiento. Se deben establecer procedimientos de monitoreo y control para garantizar un funcionamiento óptimo, así como llevar a cabo labores de mantenimiento preventivo y correctivo de los equipos y sistemas involucrados.

El diseño de una planta de biogás eficiente implica considerar factores como la ubicación, el tamaño, la tecnología de digestión, el control de temperatura y pH, el tratamiento de subproductos y la operación y mantenimiento adecuados. Teniendo en cuenta estos factores, se puede lograr una generación de energía sostenible y rentable a partir de residuos orgánicos.

Evaluar los costos de inversión y operación de la planta de biogás

Antes de diseñar una planta de biogás, es fundamental evaluar los costos tanto de inversión como de operación que implicará su puesta en marcha y mantenimiento a largo plazo. Estos costos pueden variar dependiendo de diversos factores, como el tamaño de la planta, la tecnología utilizada y los materiales necesarios.

En cuanto a los costos de inversión, es necesario considerar la adquisición de los equipos necesarios para la generación de biogás, como los digestores anaeróbicos, los sistemas de alimentación y agitación, así como los sistemas de recolección y tratamiento del biogás generado. Además, también se deben contemplar los gastos relacionados con la construcción de las instalaciones y la infraestructura necesaria.

Por otro lado, los costos de operación incluyen el suministro de los sustratos orgánicos necesarios para la producción de biogás, así como los gastos de mantenimiento y reparación de los equipos. También se deben considerar los costos de energía eléctrica utilizada para el funcionamiento de la planta, así como los costos de mano de obra necesarios para operar y monitorear la planta de manera eficiente.

Es importante realizar un análisis detallado de los costos asociados a la planta de biogás, considerando tanto los costos iniciales como los costos recurrentes a lo largo de su vida útil. Esto permitirá tener una visión clara de la viabilidad económica del proyecto y tomar decisiones informadas sobre su diseño y dimensionamiento.

Considerar la seguridad y el cumplimiento normativo en el diseño de la planta de biogás

Al diseñar una planta de biogás, es de vital importancia considerar la seguridad y el cumplimiento normativo. Estos elementos aseguran que la planta funcione de manera segura y eficiente, además de cumplir con los requisitos legales y ambientales exigidos.

1. Evaluación de riesgos y medidas de seguridad

Antes de iniciar el diseño de la planta, es fundamental realizar una evaluación exhaustiva de los posibles riesgos asociados con la producción y el almacenamiento de biogás. Esto incluye identificar posibles fugas de gas, riesgo de explosiones e incendios, y establecer medidas de seguridad adecuadas para prevenir accidentes.

Algunas medidas de seguridad comunes incluyen la instalación de sistemas de detección de fugas de gas, sistemas de ventilación adecuados y capacitación del personal en el manejo seguro del biogás.

2. Cumplimiento normativo y permisos

Antes de construir una planta de biogás, es necesario investigar y asegurarse de cumplir con todas las regulaciones y normativas vigentes en materia de seguridad, medio ambiente y operación de este tipo de instalaciones.

Además, es importante obtener todos los permisos necesarios de las autoridades competentes, como licencias de construcción, permisos de emisión y autorizaciones de operación. No cumplir con estos requisitos puede resultar en multas o incluso el cierre de la planta.

3. Diseño de las instalaciones

El diseño de las instalaciones de una planta de biogás debe tener en cuenta aspectos como la disposición de los equipos, la ubicación de los tanques de almacenamiento de biogás y digestores, así como la planificación de los sistemas de tratamiento de residuos y la gestión de subproductos.

Es fundamental garantizar un flujo eficiente de los materiales y una separación adecuada entre las áreas de producción y almacenamiento. Además, es importante considerar la accesibilidad para el mantenimiento y la limpieza de los equipos.

4. Capacitación y formación del personal

Una vez que la planta de biogás esté en funcionamiento, es esencial brindar capacitación y formación continua al personal encargado de su operación. Esto incluye la correcta manipulación de los residuos, el monitoreo de los procesos, el mantenimiento preventivo y la identificación y solución de problemas comunes.

Además, es importante contar con personal capacitado en primeros auxilios y medidas de emergencia para garantizar una respuesta rápida y adecuada en caso de accidentes o incidentes.

El diseño de una planta de biogás debe considerar no solo la eficiencia y rentabilidad del proceso, sino también la seguridad y el cumplimiento normativo. Al hacerlo, se garantiza una operación segura y sostenible que cumple con los estándares legales y ambientales exigidos.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son los factores clave a considerar en el diseño de una planta de biogás?

Algunos factores clave a considerar son la disponibilidad de materia prima, la tecnología de digestión anaeróbica a utilizar, la gestión de residuos y la capacidad de generación de energía.

¿Qué tipo de materia prima se puede utilizar en una planta de biogás?

Se pueden utilizar diferentes tipos de materia prima, como residuos orgánicos de la agricultura, ganadería, industria alimentaria, así como residuos municipales y lodos de depuradoras de aguas residuales.

¿Cuál es la tecnología de digestión anaeróbica más comúnmente utilizada en las plantas de biogás?

La tecnología de digestión anaeróbica más comúnmente utilizada es la digestión en tanques o reactores anaeróbicos, donde los microorganismos descomponen la materia orgánica y producen biogás.

¿Qué se puede hacer con el biogás generado en una planta de biogás?

El biogás generado puede ser utilizado para generar electricidad y calor, así como para producir biometano, un combustible renovable que puede ser utilizado en vehículos o inyectado a la red de gas natural.

Tal vez te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

En este sitio usamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de usuario Leer más...